Tú ¿Qué Pecado Eres?

Cada signo del zodiaco se asocia con un pecado diferente. ¿Qué pecado eres?

Es muy fácil comprometerse con el pecado, especialmente porque se ve casi en todos lados. Casi no hay nadie en este mundo que no haya pecado antes, y hay una buena razón para ello.

Nuestros signos del zodiaco desempeñan un papel clave en nuestras vidas cuando se trata de ser un poco pecaminosos o extremadamente pecaminosos, dependiendo de quién eres.

A veces, nuestros signos del zodiaco inducen el pecado en nuestra vida cotidiana, lo que lo convierte en un hábito del que no podemos separarnos tan fácilmente.

Es importante que podamos identificar estos tipos de elementos dentro de nosotros mismos, especialmente cuando se trata de ser pecaminosos.

Claro, el pecado puede ser muy divertido, pero también existe la moderación. Entonces, ¿cómo vas a domesticar el pecado que más le gusta seguir a tu signo?

¿Dirías que tu signo juega un papel importante en la forma en que te entregas a los actos pecaminosos? ¿Cómo te describirías de manera diferente?

Aries: Violencia

Aries puede ser extremadamente lleno de rabia e impredecible.

Si te enfrentas a la ira de un Aries, no podrás sobrevivir.

Un Aries no solo puede ser extremadamente intenso, sino que también es increíblemente espontáneo.

Son tan espontáneos que casi siempre llevan a problemas.

Aries tiene que tener cuidado, si dejan que su furia se apodere de ellos, ¡podrían terminar lastimando a alguien!

Tauro: Glotonería

Un Tauro también podría ser descripto como un cierto tipo de narcisista. Solo les gusta hacer cosas que les van a beneficiar a largo plazo.

Ya sea buena comida, sexo o un nuevo juguete costoso, un Tauro corre desenfrenado con sus insanos actos de glotonería.

La mayoría de las veces prefieres que todas estas cosas sucedan simultáneamente, solo para obtener el efecto completo de ser un verdadero glotón de este mundo.

Géminis: Deshonestidad

Los géminis tienen la horrible costumbre de mezclar sus historias cuando se trata de contar toda la verdad sobre algo.

Tal vez sea porque tu signo te muestra que tienes dos caras diferentes, y quizás simplemente tienen diferentes puntos de vista sobre la misma historia.

De cualquier manera, te encanta mentir sobre cosas insignificantes, así como cosas importantes, especialmente si no te involucran de la manera que tú también lo quieres. Entonces, ¿qué mejor manera de sabotear todo? Miente sobre eso.

Cáncer: Adoración

Como Cáncer, te sientes como si la persona que amas en ese momento esté por encima de todo lo que has conocido.

Constantemente los estás esperando con las manos y los pies, asegurándote de que tengan todo lo que necesitan y que estén a tu lado a través de cualquier tipo de adversidad.

Estás pensando que esto no es tan pecaminoso. Pero piénsalo; ya no piensas por ti mismo, prefieres regalar tu vida a otra persona.

Alguien podría aplastar tu vida sin pensarlo dos veces.

Ten cuidado a quien adoras

Leo: Orgullo

Bordeando lo narcisista, Leo puede llegar a ser una de las personas más egoístas cuando se trata de relaciones personales. Eres natural en todo lo que haces y sabes cómo impresionar a otros con solo un guiño.

Arrogante y extremadamente lleno de ti mismo, hay ocasiones en que incluso las personas que tienes cerca no quieren tener nada que ver contigo.

Quiero decir, ¿quién querría ayudar a alguien que solo está buscando el reflejo de sí mismo en los ojos de la otra persona?

Virgo: Envidia

Los Virgo son extremadamente inestables cuando deciden que quieren obtener algo, o simplemente cómo hacer para obtenerlo.

Quieren ser el centro de atención, especialmente cuando se trata de atraer a un amante potencial.

Si tienes tus ojos puestos en alguien que no está interesado en ti, tiendes a merodear por los rincones por donde sea que esté con el objeto de que te vea.

Piensa mucho acerca de cuán celosa estás de aquella persona que tenga algo que deseas.

No eres un amante natural.

Libra: Vanidad

A los Libra no les importa nada más que su propia  belleza.

Mientras puedan verse en el espejo y ver sus hermosas caras, tienen todo lo que necesitan para continuar en la vida.

A pesar de que un Libra puede pasar horas y horas frente a su espejo, todavía les gusta tratar de trabajar en su belleza interior.

Después de todo, ser bella por dentro y por fuera es una de las claves del éxito, ¿no?

Escorpio: Lujuria

Los Escorpio se relacionan con la lujuria mucho más que cualquier otro pecado.

Esto se debe a que les apasiona ser muy íntimos con los demás.

Siempre dirige a la gente con sus palabras, asegurándose de que escuchen todo lo que tiene que decir, le encanta estar en sintonía con la gente.

Sin embargo, les resulta difícil encontrar amor en alguien, ya que tienen que ser parecidos a ti.

La mayoría de las veces, tienes problemas con personas cercanas que te dejan por no querer comprometerse contigo.

Sagitario: Adulterio

Los Sagitario son propensos a ser los coquetos más tortuosos.

El sexo es muy divertido para un Sagitario, pero esto significa que puede ser muy difícil para ellos mantener una relación comprometida por mucho tiempo.

Incluso mientras están con alguien a quien aman, dejan que sus ojos vaguen ante el calor potencial en el que podrían meterse.

Es difícil no ser una persona adúltera, pero también lo es no encontrar una buena relación estable.

Siempre van vagando afectivamente de persona a persona.

Capricornio: Avaricia

 

Los Capricornio tienen dificultades para dejar sus oficinas, y hay una buena razón para ello.

Es un competidor nato y hará todo lo que esté a su alcance para asegurarse de ser el que más dinero gane por sobre todos los que estén en su mismo trabajo.

Ni siquiera quieres gastarlo, solo quieres alardear de todo tu éxito cada vez que tienes la oportunidad de proclamar tus victorias.

La codicia te corrompe para hacer cosas que nunca creíste posibles

 

Acuario: Ser Superior

A Acuario le gusta creer que son mucho más especiales que todos los demás, porque así es como Dios los creó.

Siempre presumiendo de cómo tienes más sabiduría en tu dedo meñique que nadie más en todo su cuerpo.

Darles a los que te rodean nuevas perspectivas te hace sentir algo profundo, como que estas realizado.

Sin embargo, la mayoría de las veces no podrías estar más lejos de la verdad ya que en realidad no modificas nada en nadie.

 

Piscis: Pereza

Un Piscis puede parecer una persona a la que le encanta tener la cabeza en las nubes.

A veces incluso pueden parecer que solo existen en su pequeño mundo comparado con el resto de nosotros.

Siempre soñando despierto, pensando en lo que podría ser o en lo que está por llegar, dejas pasar a la gente mientras continúas moviéndote al mismo ritmo lento que siempre tienes.

Esto te hace extremadamente perezoso cuando se trata de vivir en el momento presente.

 

Articulo publicado por mentecuerposano.com y readaptado por

Alberto Stoler

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *